Usted está aquí

 

La Ética en ANLA

 

La ética en la función pública tiene como eje fundamental la vocación de servicio orientado al bien común. Es también un mecanismo de control cuyo objetivo es eliminar la arbitrariedad en el uso del poder público; por tanto la ética pública es el instrumento por  excelencia  capaz de combatir la corrupción a través de la práctica de conductas honestas, eficientes, objetivas e íntegras.  La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, consiente de la necesidad de establecer parámetros de comportamiento que orienten la ejecución de las actividades propias de la entidad, definió su “Código de Ética y Buen Gobierno”, el cual ha sido divulgado ampliamente entre sus colaboradores.

Dentro de los principios y valores que rigen la lucha contra la corrupción en la ANLA se destacan:

Transparencia. La transparencia como principio que rige la lucha contra la corrupción hace referencia a la responsabilidad y el deber de mantener debidamente informada a la ciudadanía en términos alcance, claridad, precisión, oportunidad y actualización.  La transparencia en la información es el arma más importante en la lucha contra la corrupción.
 
Honestidad. La honestidad como valor es la base fundamental de las relaciones ya que su aplicación permite establecer lazos de confianza entre la administración y la ciudadanía. “Lo que las leyes no prohíben puede prohibirlo la honestidad”. Séneca.

Para consultar el Código de Ética haga clic aquí

 

 Colombia Compra Eficiente